DIOSAS DEL SEXO A PARTIR DE LOS 40

A medida que los seres humanos evolucionamos (o involucionamos según se mire), van cambiando nuestras tendencias, forma de vida o nuestros gustos y es curioso ver como con más frecuencia los hombres nos sentimos atraídos por las mujeres maduras.

La verdad es que nada tienen que ver las “cuarentonas” actuales a las de hace tan solo tres décadas, ahora son mujeres que se cuidan muchísimo, van al gimnasio, se retocan el cuerpo si hace falta y en general cuidan mucho su imagen. Sin ir más lejos, en los años 80 veías a una mujer de 40 o 50 años y prácticamente parecían abuelas, por lo que los hombres se volvían locos con las chicas jovencitas y era sin duda lo que buscaban a la hora de tener una relación.

Podría citar a algunas actrices porno que seguro muchos conoceréis: Lisa Ann, Brandi Love, Julia Ann, Nina Hartley o Silvia Saint, son uno de los ejemplos que dejan patente que a partir de los 40 ni mucho menos una mujer deja de ser atractiva, ellas son unas señoras de los pies a la cabeza, unas Diosas del sexo que allá por donde pasan van rompiendo corazones y subiendo la testosterona de los machos por sus grandes atributos…

Lo que no ha cambiado mucho desde que tenemos datos es que siempre nos han gustado las tetonas, para qué engañarnos, pese a que lo que vende en la prensa rosa son las teens con talla XXS y muy delgaditas, lo que en realidad prefiere un hombre es una mujer con muchas curvas y cuantas más mejor.

Puede que una jovencita de 20 años con aspecto virginal tenga una frescura que atrae mucho, una piel tersa y la dureza en las carnes propia de su edad, pero como se suele decir, la experiencia es un grado y solo una mujer madura puede aportarte en la cama cosas que jamás podrá aportar una chica joven por mucho que quiera.

Sirva este post para agradecer a estas mujeres los buenos ratos que nos hacen pasar a diario y para subir la moral de aquellas que piensan que cuando cumplen años los hombres ya no se fijan tanto en ellas…

Deja un comentario